AHÍ VAS

La luna sobre el monte
sus brazos me extendió
y en un solo brinco
ya estaba con Dios.

Con la Cruz del Sur
me pude orientar
un camino recto
hacia tu lugar.

Ahí vas cantando esta canción.
Ahí vas cantanto esta canción
... de amor.


Yo estaba en otros mundos
envuelto de sal,
el azul profundo,
en la inmensidad.

Con la Cruz del Sur
me pude orientar,
un camino recto
hacia tu lugar.

Ahí vas cantando esta canción.
Ahí vas cantanto esta canción
... de amor.

jorge Riva

: Un capricho de los Dioses nos puso en este lugar... +

"... los Hombres, finalmente, somos lo que hacemos."

info@aguaenelcielo.com